domingo, 31 de julio de 2011

Un susurro




Me sentí caer al vació cuando me susurró al oído.

Ni sus ojos verdes, ni su sonrisa encantadora, ni siquiera su seductora voz en tonos graves habían conseguido ese efecto de dejarme caer a lo más profundo de mis instintos. Ese susurro, junto al suave tacto de su barba en mi piel, activaron el botón del ON de un montón de emociones que permanecían dormidos desde hacía meses.

Caí al vacío del descontrol de sentimientos, una vez más.

Pero no era Alex, ya no.

2 cosas que decir:

Ariana dijo...

Lucía!! No sabes la ilusión que me ha hecho leerte de nuevo!! y ya ves tú que casualidad que justo cuando empiezo blog nuevo vas y vuelves a la vida de Blogger!. Me alegro un montón, de verdad! y ahora no dejes de escribir que tengo ganas de saber cómo continuó!. BESOS!!

FaNy dijo...

Hola!! que contenta me he puesto con tu comentario :) hoy precisamente que estaba mas tristona!! espero que te haya ido bien y este tiempo te haya servido para reflexionar! un besazo *-*