miércoles, 18 de febrero de 2009

Alex

La primera vez que vi a Alex, fue en el teatro. Me lo había prometido a mí misma y fue lo primero que hize el primer fin de semana que pasé en Barcelona.

La segunda, en un pub irlandes, bebiendo cerveza como cualquier mortal de a pie. Me pasé quince largos minutos mirando la curvatura de su espalda apoyado en la barra. A oscuras, en la esquina opuesta del local.

La tercera, cuando me cogió del brazo y me preguntó si me había hecho daño. Tenía las medias rotas y me había doblado un pie, pero para mí aquello era lo mejor que podía pasarme.

La cuarta, en el mismo pub irlandes de la segunda vez. Esta vez nos separaban pocos centímetros, y pude adivinar de que color eran sus ojos.

La quinta, la sexta, la séptima y todas las demás pasaron demasiado deprisa ....

La última, anoche, demasiado lejos, y cerca a la vez.

1 cosas que decir:

yaniravallejo dijo...

De nada , la verdad es que lo suelo leer, aunque no me pase, y además así se promocionan jajaj todavía me quedan por poner algunos pero es que con tanto examen no he tenido tiempo.
Todo bien por Barna???
Besitos ;)